sábado, 29 de junio de 2013

Cien

Soy malo para las celebraciones. Coincidencialmente hoy pasan dos cosas que suponen celebración: es mi cumpleaños y esta es la 100va entrada que publico en este blog, mi casa que es la de ustedes que es la mía de ustedes.
Así que en lugar de festejar nomás quiero mirar un poco hacia el pasado y el futuro del sitio.

Pasado:
Este blog ha sido el proyecto más consistente que he logrado. Nació de mi harta necesidad de decir todo lo que tenía que decir sobre videojuegos. Conforme mi estilo escribidor evoluciona me doy cuanta que, en efecto, los videojuegos son el medio artístico que más entiendo. Por ejemplo, de cine y de cómics, pero eso no quita que note que aún hay muchos aspectos, ángulos, detalles, que escapan mi comprensión y mi apreciación. Sin embargo, los videojuegos es de lo que más seguro me siento hablando, lo que más fluidamente describo desde cada uno de sus lados y sobre cada uno de sus atributos. No que sea la gran riata, pero es de lo que más feliz me siento hablando. Es el arte que más me llega, vaya, de hecho creo que simplemente es el arte con la mayor capacidad de mover, de afectar.
Esa es la simple razón por la que este pequeño rincón significa tanto para mí. Pero también ese orgullo que mencionaba: he sido capaz de escribir masomenos consistentemente por más de un año, cosa que espero signifique que mi pasión es fuerte y honesta. Espero.
Aunque también he fallado, la mayor prueba son los Premios Cordero, que hasta pena me da poner un enlace a los videos. Y me entristece no porque el proyecto esté chafa, sino porque no fui capaz de completarlo. El futuro de dichos premios los discuto abajo.
Siento que he fallado también en escribir tanto como quiero, no quiero ir bajando el ritmo al punto de escribir una entrada por mes. También me preocupa no ser capaz de sacar muchas entradas de los borradores. Hay más de cuarenta entradas ahí, esperando ser terminadas.
Bueno, volviendo a lo bueno, estoy muy contento de la gran variedad de entradas que me he aventado. La colección de portadas, los álbumes de música, las historias, y así...

Futuro:
Va, lo primero que quiero abordar es el fiasco que fueron los Premios Cordero y qué será de ellos. Sí, la cagué, no me organicé, procrastiné machín y lo peor de todo: rajé. Ya pues, ya lo admití, mi alma se siente menos apachurrada. 'Ora qué serán de ellos, pues este año me comprometo a dos proyectos blogueros que sustituirán a los infames premios estos.
El primero es... pues la Segunda Entrega Anual de los Premios Cordero. Nomás que esta vez será en forma escrita. Sólo recapitulando lo jugado en el año y mencionando qué fue lo mejor. Sencillito y carismático.
El segundo sí será en forma de video, cinco clips que prometo terminar, lo juro por Nuestro Señor Satanás. Y este proyecto lo bautizo como: Ciclo Anual de Cine Videojueguil Cordero. A lo mejor ajusto el nombre para no que sea tan largo y mamón.
Este proyecto será, como ya dije, una serie de cinco videos en los que en cada uno reseñaré una película videojueguil, o sea, un documental sobre algún aspecto de la cultura videojueguil, una película basada en algún juego o saga famosa, o, una película de ficción en la que los videojuegos son parte esencial de la trama.
Los producción de los videos será simple, metraje de la cinta mientras yo hablo y hablo como perico esquizofrénico. Y dichos videos deberían estar listos para final de año. Asumo que conforme agarre más colmillo en eso de hacer videos todo sea más fluido y no tenga que planear las cosas con tanta anticipación. Ahí les aviso.


Gracias por pasarse por aquí y ahí nos leemos, eses.

2 comentarios:

Alejandro Zavala dijo...

¡Y por cien más!

wonderer dijo...

No te apures de esos premios del año pasado, eran más o menos medio ambiciosos. Mejor que sí intentas algo que sabes que puedes lograr, así que al menos no te vas a desanimar.